Prensa

mié

18

may

2011

Tepco espera estabilizar los reactores de Fukushima en enero de 2012

La compañía eléctrica Tepco ha confirmado que espera estabilizar los reactores dañados de la planta nuclear de Fukushima (nordeste de Japón) en enero de 2012, lo que pondría fin a la crisis nuclear provocada por el tsunami del 11 de marzo.

Tokyo Electric Power, operadora de la central nuclear accidentada, ha revisado hoy la 'hoja de ruta' presentada hace un mes para llevar a los reactores de Fukushima a un estado de parada fría y así dejen de emitir radiactividad.

En sus líneas básicas, el plan revisado por la eléctrica mantiene el calendario adelantado el 17 de abril, según el cual los reactores recuperarían en tres meses una refrigeración estable, mientras que en entre seis y nueve meses se apagaría su combustible nuclear.

El plan incluye fechas concretas. Así, Tepco confía en llevar los reactores 1, 2 y 3 de Fukushima a mediados de julio a esa situación de refrigeración estable y ser capaz de dejarlos en enero en parada fría.

Revisión del plan para el reactor 1

La empresa ha anunciado, además, que revisará el plan que tenía de llenar con agua la vasija de contención de reactor 1, el más afectado por el terremoto y el tsunami, para tratar ahora de crear un sistema de circulación hidráulica para enfriar ésta y el resto de unidades.

El cambio de planes se produce después de conocerse que parte del combustible del reactor 1 se fundió en las primeras horas de la crisis y perforó la vasija de presión, por lo que el líquido se está filtrando a la vasija de contención primaria y, de ahí, posiblemente, al edificio que aloja la unidad.

La Agencia de Seguridad Nuclear japonesa ha indicado que las barras de combustible de los reactores 2 y 3 de Fukushima también podrían haberse fundido.

El terremoto y el devastador tsunami del pasado 11 de marzo dejaron sin refrigeración a tres reactores y a una piscina de combustible de la unidad 4 de la central de Fukushima.

Al tiempo que TEPCO ha presentado la revisión de su plan, el Gobierno japonés ha anunciado su programa para atender a la situación de los miles de evacuados por la situación en la planta de Fukushima.

El Ejecutivo ha aceptado que la situación que viven es consecuencia de una política nacional que apoya la energía nuclear y es preciso admitir sus responsabilidades, según la cadena de televisión NHK.

El plan incluye poner a disposición de los damnificados 24.000 casas temporales en Fukushima a mediados de agosto y permitir que próximamente estos desplazados retornen a sus viviendas para recoger enseres, algo que comenzaron a hacer de forma escalonada la semana pasada.

 

 

Fuente: http://www.elmundo.es/elmundo/2011/05/17/internacional/1305623980

.html

0 comentarios

sáb

16

abr

2011

Japón dice que 28 'héroes' de Fukushima han recibido altas dosis de radiación

 

Japón ha reconocido ante la Agencia Atómica de la ONU que 28 de los trabajadores que permanecen en las labores de mantenimiento y reparación de la central nuclear de Fukushima han recibido altas dosis de radiación.

De las 300 personas que trabajan en el lugar, azotado por un fuerte terremoto primero y un tsunami posteriormente, ese grupo de 28 han recibido más de 100 milisieverts (mSv). Aún así, y como aseguran las autoridades niponas "ningún trabajador ha recibido una dosis por encima del valor guía de Japón de 250 mSv que limita, según el Ministerio de Sanidad, la presencia de los trabajadores de emergencia". La dosis media de un trabajador de la central nuclear es de 50 milisieverts.

El mes pasado, dos trabajadores fueron evacuados después de recibir una radicación de hasta 180 milisieverts en los pies, lo que les produjo quemaduras y su ingreso. En total, más de 15 personas han sido hospitalizadas a causa directa de la radiación de la central.

Por otra parte, las autoridades sanitarias del país también contemplan otro tipo de medida, en este caso preventiva: recoger muestras de sangre de los trabajadores de la planta nuclear para que puedan contar con una fuente de células madres propias con las que poder reconstruir su médula espinal en el caso de que la radiación les haga necesitar algún tipo de trasplante en el futuro.

El trabajo de los 'héroes'

Pese a que la gravedad de la crisis de Fukushima se ha equiparado ya con la de Chernóbyl, considerado peor desastre nuclear de la historia, no consta que haya muerto nadie a causa de la radiactividad. Sin embargo, el mundo mira con admiración la tarea de las decenas de personas que trabajan en la central.

La mayoría son jubilados o con edades próximas a la jubilación. Normalmente, en casos de emergencia nuclear, las compañías acuden a sus trabajadores jubilados como voluntarios.

En el caso de Fukushima son los propios ex empleados los que se han ofrecido como voluntarios. No se les reclama porque sean más prescindibles o más preparados que los jóvenes. Si no que si tienen que estar expuestos a fuertes cantidades de radiación, estos trabajadores están más próximos a una edad de morir lo que dificultaría la aparición de cánceres que tardan décadas en desarrollarse.

Estos hombres entran con trajes protectores, máscaras y en algunos casos bombonas de oxígeno Sus trajes de protección y gorros repelen la radiación pero no así las partículas radiactivas invisibles.

 

Fuente:

http://www.elmundo.es/elmundo/2011/04/15/internacional/1302886018.html

Leer más 0 comentarios